Vida de los Santos

nuestros modelos y patrones

El 3 de junio
  

Santos Mártires de Uganda
San Carlos Luanga y Compañeros

mártires
(†1885, †1886, †1887)

Santos Mártires de Uganda San Carlos Luanga y Compañeros
Santos Mártires de Uganda
O.D.M. pinxit

El Continente africano fue en el pasado semillero de santos y mártires cristianos. Después, por diversos acontecimientos fue muriendo la religión predicada y vivida con tanto heroísmo. Hoy los Sumos Pontífices tienen puesta su mirada en este Continente como la Iglesia del futuro.

En el siglo pasado, Uganda fue regada por abundante sangre de generosos cristianos que no estaban dispuestos a transigir con el pecado y la herejía.

Por el 1878 los Padres Blancos empezaron los primeros pasos de la evangelización de Uganda. El rey, llamado Mtsa, en un principio los favoreció y ayudó, aunque pronto trató de alejarlos de sí por miedo a que la nueva religión fuera obstáculo para su comercio de esclavos de lo que sacaba pingües sumas. Muerto él le siguió su hijo Muanga, que era ferviente amigo de los cristianos. Pero pronto se cambiaron las cosas.

El rey tenía un primer ministro que aborrecía a los cristianos porque había atentado contra el monarca y había sido descubierto por la fidelidad de los cristianos, siempre leales al rey. La cosa se agravó cuando el mismo rey intentó abusar de modo deshonesto de los mismos cristianos que tenía a su servicio, y como él era de la religión pagana, creía que la cristiana también permitía estos abusos. Al oponerse rotundamente los cristianos a sus aberraciones y abyectos instintos, el amor que antes sentía hacia ellos se convirtió en odio mortal.

Las causas no podían ser más bajas y groseras: No querer consentir en los vergonzosos deseos del rey y oponerse a la esclavitud y venta de los esclavos.

Pronto el rey dictó una severa ley por la que prohibía hacer oración y serían encarcelados y pasados a cuchillo cuantos encontrasen haciendo oración. La persecución se extendió rápidamente por todo el país. Pronto fueron encarcelados y guillotinados muchos cristianos. No se sabe la cantidad porque la ignorancia en escribir fue causa de que la noticia no haya llegado hasta nosotros.

Los mártires de Uganda que beatificó el Papa Benedicto XV el 6 de junio de 1920 forman dos grupos de fervorosos mártires: Uno, capitaneado por un joven de veintiún años Carlos Luanga que era el más favorecido del rey. Sus compañeros eran jóvenes, cuyas edades estaban comprendidas entre los trece y veintiséis años. Todos ellos eran cortesanos o trabajaban a las órdenes del rey. Eran trece. Se repitieron escenas sumamente conmovedoras, como las de los primeros años del cristianismo. Fueron saqueados o quemados vivos... Y todos cantaban, gozosos de morir por Cristo...

El otro grupo fue más numeroso y duró el generoso martirio a lo largo de dos años 1886-1887... Fueron asimismo maravillosos ejemplos que dieron de amor a Jesucristo y del don de fortaleza.