Vida de los Santos

nuestros modelos y patrones

El 1 de enero
  

La Circuncisión de Jesucristo

La Circuncisión
La Circuncisión de Jesucristo

Hoy celebra la Santa Madre Iglesia la Circuncisión del Cordero sin mancilla, Jesucristo Nuestro Señor, Hijo de Dios vivo, que bajó del Cielo a la Tierra a quitar los pecados del mundo tomando figura de pecador para confundir nuestra soberbia, enseñarnos la humildad y encender nuestros corazones en su divino amor.

¡Oh, cuán glorioso y admirable es el dulcísimo nombre de Jesús! Pero ¡qué dolorosa, rigurosa y sangrienta es su Circuncisión! Fue conveniente que Cristo derramase su preciosa sangre para recibir el santísimo nombre de Jesús. Y tú ¡oh alma pecadora! eres tan ingrata, que ni aún una sola lágrima quieres derramar para salvarte.

Si quieres reinar con Jesús en el Cielo, es necesario que aquí le acompañes en sus penas, y que le ofrezcas el corazón limpio, casto, puro, desnudo de pensamientos vanos, de amores desordenados y de cuidados superfluos, de intenciones torcidas y defines siniestros, circuncidando tus sentidos, tus potencias y todo espíritu; que ésta es la circuncisión que hoy nos pide el Niño Jesús, y para enseñárnosla quiso ser circuncidado. ¡Oh, qué dulce es el nombre de Jesús!