Vida de los Santos

nuestros modelos y patrones

El 26 de agosto
  

Beata Maria de Jesús Crucificado

Virgen, Religiosa
(1846-1878)

Beata Maria de Jesús Crucificado
Beata Maria de Jesús Crucificado
O.D.M. pinxit

María Baouardy nació en Galilea a mediados del siglo diecinueve. Unica en sobrevivir de entre trece niños, se trasladó a Egipto con su tía cuando sus dos padres murieron. Entró en la vida religiosa a los diecinueve años. Aunque su sendero estuvo lleno de una serie de falsos comienzos, acabó convirtiéndose en monja carmelita y fundando un Carmelo en Belén.

Entre otras cosas, la Beata María estaba dotada de la capacidad de «visionar». Fue capaz de visionar la construcción no sólo de un monasterio en Belén, sino también de un segundo monasterio en el olvidado lugar de Emaús, que mencionan los Evangelios. Aunque se esforzó por llamar tan poco la atención como una cebolla o una patata, su capacidad para dirigir proyectos de construcción, así como su profunda espiritualidad, hicieron que fuera amada por las monjas compañeras suyas.

La «visionación», un punto intermedio entre la imaginación (la capacidad de formar una imagen en nuestra mente) y la clarividencia (la capacidad de ver lo que aún no existe), es verdaderamente un don de Dios. Los niños son agraciados con esta capacidad casi sin esfuerzo, pero como adultos permitimos a veces que se marchite por falta de uso y por el peso de las cuestiones prácticas.

Cuando sientas el susurro de la visionación diciéndote que las cosas podrían ser diferentes y que tú podrías marcar la diferencia, no lo hagas simplemente a un lado. Puede tratarse de uno de los santos tratando de despertar al niño que todavía vive en cada uno de nosotros.

Texto de: http://sagradafamilia.devigo.net/santoral/agosto/15agosto.htm, la Parroquia "Sagrada Familia" ( Diócesis Tui - Vigo - España )